»

Entrevista con Yuliet Valverde Reus, esposa de activista de la Resistencia Cubana en Palma Soriano Marino Antomarchi Rivero en Radio República
31/08/2011 | Directorio Democrático Cubano


Janisset Rivero entrevista a Yuliet Valverde Reus

JR: Bienvenidos amigos que nos escuchan a este programa “Barrio Adentro”, un programa de Radio Republica, voz del Directorio Democrático Cubano. Les saluda Janisset Rivero. En el dia de hoy, ya estamos en conexión con la ciudad de Palma Soriano, la vivienda del hermano Marino Antomarchí Rivero, ex prisionero político, representante del Movimiento Presidio Político Pedro Luis Boitel allí en la zona oriental y parte de los opositores que todos los fines de semana acompañan a las Damas de Blanco orientales para que puedan llegar a la Iglesia a orar por la libertad de Cuba y de los presos políticos cubanos.


Este domingo 28 de agosto, la casa de Marino Antomarchí fue allanada, violentada por agentes de la Seguridad del Estado y una serie de arbitrariedades ocurrieron ahí. Y ya estamos en la línea con Yuliet Valverde Reus, esposa de Antomarchí, porque Antomarchí permanece detenido.


YVR: Desde el viernes, desde el viernes 26 el está detenido [Nota: no fue excarcelado hasta el 30 de septiembre]. El no sabe nada de lo que ha ocurrido en su casa, el esta desconocido completamente de todo lo que ha sucedido aquí. El sabe que los hermanos estaban aquí porque es costumbre los domingos el participar en el apoyo a las Damas de Blanco. Pero los muchachos opositores, desde el viernes que se enteraron que él estaba detenido, vinieron para acá para la casa, apoyando y no se fueron más hasta que las fuerzas anti motín se los llevaron. Los metieron esposados con doble esposas para la guagua [autobús] donde los trasladaron. Y bueno, eso fue catastrófico.


JR: Yuliet, vamos a empezar por partes. Cuéntanos, esto ocurrió el 28 de agosto, ya la casa de ustedes tenía opositores dentro, miembros de la resistencia interna y había un operativo policial alrededor de la vivienda de ustedes. ¿Cuándo es que ocurre la cuestión de los gases lacrimógenos y después el allanamiento de la vivienda?


YVR: Bueno, desde el sábado estábamos rodeados en la vivienda de Antomarchí, porque tenían conocimiento de que ya había opositores en la vivienda de Antomarchí. El domingo los opositores amanecieron aquí comoquiera, porque estaban aquí desde el viernes. Ya ellos [la Seguridad del Estado con la Policía Política] empezaron a rodear la casa, se metieron por los patios traseros a las 6 de la tarde, tiraron gases lacrimógenos, aproximadamente a las 3 de la tarde. Esto fue catastrófico, porque estábamos aquí dentro de la casa, esta es una vivienda que es estrecha y habían 26 opositores, más las hermanas de Antomarchí, las sobrinas, yo la esposa, la mamá de Antomarchí que tiene 76 años estábamos aquí, y la hija de Antomarchí de 2 años y medio.


Ellos no respetaron que estábamos aqui adentro. Ellos cogieron y empezaron a tirar palos, empezaron a tirar piedras. Los muchachos cerraron la puerta. Cuando cerraron la puerta, se encaramaron por encima de la puerta en unos barrotes que hay en la puerta de hierro y echaron un spray como si fuera un pomo de perfume con spray y los muchachos empezaron a ahogarse, todo el mundo tosiendo para el patio. Empezaron a vomitar sangre. Yo todavía tengo la voz ronca porque eso fue catastrófico. A mi hija tuve que sacarla corriendo porque se me ahoga, es alérgica. Tuvimos que sacar un ventilador corriendo para ponerlo para el patio y ponérselo fijo allí, porque la niña por poquito se me ahoga. Mi suegra también estaba mal con la presión alta. Los muchachos tosiendo y vomitando sangre. Esto fue catastrófico.


Después como a las seis de la tarde empezaron a entrar el cuerpo anti-motín por los patios traseros. Entraron con caretas anti-gas, con escudos. Por la parte de delante de la casa no, fue por la parte trasera, por los patios traseros que colindan con la casa. Entraron por los techos que se colindan con la casa, se tiraban por allí, y entraron por el patio trasero porque ellos tenían hasta una cierra para derrumbar la puerta de la casa delantera y como no entraron por ahí, tenían hachas y entraron por los patios traseros y no les dio pena que estábamos aquí las mujeres y los muchachos, que nos estábamos ahogando. Entraron por allí, por los patios, y acabaron. Acabaron.


A mi me dieron un empujón [y me dijeron] “¡Señora quédese tranquila, quédese tranquila!” y yo empecé a gritar “¡Nos les den golpes! ¡No les den golpes a los muchachos!” Y bueno, catastrófico. Andaban con armas largas. Esto fue como si fuera una película de comandos. Yo nunca pensé que en mi país existiera este tipo de cosas. Esto fue catastrófico, como si fuera la guerra mundial. En esos momentos yo quería que la tierra se abriera para meternos todos y salir cuando pasara toda esta tormenta. Porque era, vaya, como si fuera el fin del mundo.


JR: ¿Y después que ellos allanan la vivienda, entonces qué? ¿Se llevan presos a los activistas?


YVR: Se llevan presos a los activistas. Entraron a la vivienda y no solamente se llevaron presos a los activistas. La sobrina de Antomarchí tiene un brazo lesionado. Entraron a la casa y rompieron los colchones. Se llevaron la computadora de Antomarchí, se llevaron papeles de [tosiendo], datos personales de Marino Antomarchí. Rompieron todo aquí, rompieron sillas. Se llevaron dinero que Antormarchi poseía, se llevaron celulares de los opositores, se llevaron las cámaras fotográficas. Bueno, todo lo que ellos entendieron que lo necesitaban, se lo llevaron. Y cuando la mamá de Antomarchí les pidió un papel para ver qué es lo que les autorizaba a ellos a entrar a la casa, porque comoquiera ellos entraron a la casa a la fuerza por los patios. Ellos dijeron que bastaba…


JR: Ellos no tenían autorización. Yuliet cálmese un poco, cálmese que la notamos que está muy alterada y sabemos que esto ha sido un momento muy difícil para esta familia. Pero estas cosas, señores, pasan en Cuba. Y pasan en Cuba porque en Cuba no hay derechos, porque en Cuba no hay libertades. Estas cosas pasan en Cuba porque en Cuba no hay privacidad, porque en Cuba este régimen ha secuestrado a la familia cubana. Porque en Cuba el ciudadano no tiene la oportunidad de ejercer sus derechos, porque ¿Qué daño estaban haciendo estas personas allí en esa casa? Ninguno. ¿Qué daño está haciendo Marino Antomarchí que está detenido injustamente, arbitrariamente con otros hermanos? Esto demuestra que en Cuba no hay derechos. Y que por eso mismo los cubanos merecemos una vida mejor. En el mundo libre estas cosas no pueden pasar … Por eso esta mujer, Yuliet Valverde Reus, se emociona al contarnos estos eventos tan terribles.


Yuliet, nosotros sabemos a través de emisoras y personas que estuvieron en contacto con ustedes en el momento del allanamiento, hubo protestas fuertes de los 26 opositores que se encontraban allí. Cuénteme un poco que fue lo que ocurrió allí. A pesar de que estaban muy ahogados, et cétera. Yo tuve el conocimiento de que algunas personas que se comunicaron con ustedes pudieron tener de primera mano la información.


YVR: Bueno, ellos protestaban porque querían cambio. Ellos quieren cambio, piden libertad. Ellos quieren vivir en su propio país, pero con libertades. Vivir como realmente necesitamos los cubanos de vivir, no como animales, porque nos están matando de hambre. Nos están matando de necesidad. Dan picadillo de soya echado a perder. La leche ni nos abastece la leche realmente a los hijos. Estamos pasando muchas necesidades que en este país no tenían que existir esas cosas. Muchos padres tienen que dejar de comer para darle el poquito de comida que tenemos para que nuestros hijos almuercen y puedan comer también en un día. Es mucha la necesidad y ellos lo que piden es libertad, cambio, democracia. No se pide que nada baje del cielo, cosas que aquí se pueden resolver sin agresión, porque los trataron así como si fueran narcotraficantes, como si poseyeran armas, como si fueran drogadictos, como si fueran lo más asqueroso que puede existir en la tierra. Ellos le dijeron a la mamá de Antomarchí que saliera de la casa con la niña. Si nosotros salimos, a esos hombres los matan aquí adentro, los matan. Y lo más malo es que ni Antomarchí estaba aquí…


JR: ¿O sea, ustedes decidieron quedarse allí adentro para proteger a esos hombres?


YVR: Si salíamos iban a matar a esos hombres. La casa completa rodeada, rodeada. Esa gente con escudos, con caretas anti-gas, tú no puedes imaginar, como si eso fuera una película comando. ¿Si nosotros salimos que es lo que ellos le hacen a esos hombres? La catastrofidad del siglo. Bueno, los muchachos, los opositores que tenían pulóver de cambio, puesto se lo rajaron, se lo rompieron en el medio de la calle. Los esposaron con dobles esposas. Solamente por ellos decir que necesitan libertad, que necesitan cambio, que necesitan democracia, que es lo que piden. No piden otra cosa que no sea eso.


JR: Pero eso es lo que ellos no quieren dar, porque eso les quitaría los privilegios que tienen. Vamos a preguntar si los nietos de Fidel Castro tienen algún problema con la leche, a ver si tienen un problema con la comida. A ver si no tienen zapatos para ir a la escuela. Los nietos de Abelardo Colomé Ibarra, de toda la cúpula esa y la crápula que hay allí. Y sin embargo el pueblo cubano y la gente decente pasando hambre y miseria. Por eso es que cuando una gente pide libertad, es una afrenta para ellos, y los tienen que tratar como si fueran delincuentes. Porque los delincuentes son ellos y los narcotraficantes son ellos, y los descarados y los asesinos son ellos, y no pueden aceptar que nadie, que nadie ose levantar la voz. Por eso es el valor que ustedes tienen como familia… (pausa musical) … Yuliet, sabemos que hay otros detenidos que se mantienen detenidos cuéntanos un poco que esta pasando con esas personas y que esta pasando con los familiares de esos detenidos.


YVR: Bueno, los que están detenidos, que fueron son los muchachos que estaban aquí en la casa apoyando son 27 detenidos. Los familiares de los detenidos están aquí, parte de ellos. Están pidiendo saber por sus familiares, están incomunicados, están secuestrados, no se sabe donde están. Están desaparecidos. Muchos son esposos que tienen hijos chiquitos, que necesitan a esos hombres en la casa para que le busquen comida a sus hijos, porque las mujeres estamos para cuidar a los hijos pero hay muchas aquí en Cuba que dependemos de nuestros maridos, y (ahora) no tenemos nadie que nos busque las cosas, la subsistencia de la casa. Y muchas están desesperadas, las madres están desesperadas con la presión alta, no le dan conocimiento realmente de donde se encuentran sus familiares. Están desesperadas. Están secuestrados.


Mi esposo está secuestrado desde el viernes no sabemos donde está. Ya hace casi cinco días que no tenemos conocimiento de él. Y las otras esposas, y de los otros familiares y las madres desde el domingo no tienen conocimiento. Cada vez que van allí les dicen que están bajo investigación, bajo proceso investigativo, pero no les dicen donde se encuentran. Y es una catastrofidad, estamos desesperados. No sabemos ya a donde acudir.


JR: Yo quiero ver quien va a investigar a los que allanaron la vivienda, porque esos son los que debieran estar bajo una investigación. Personas que con armas largas y caretas anti-gas, metiendo gases lacrimógenos en lugares donde hay personas mayores y niños, entran y allanan una vivienda. Esas son las personas que debieran estar bajo investigación. Yuliet, te agradecemos mucho, vamos a mantenernos en contacto con ustedes para saber los pormenores de los 27 que permanecen detenidos arbitrariamente y lo que le dicen a los familiares sobre la situación de ellos…


YVR: Que Dios los bendiga y gracias por el apoyo internacional que nos están dando. Porque ustedes saben que aquí nosotros estamos incomunicados. No tenemos prensa aquí que nos pueda apoyar. Estamos solos. Y aquí imagínate esta vivienda que nos dejaron sin teléfono, nos dejaron sin nada. Gracias mil veces por el apoyo que nos están dando. Tiene que saber el mundo entero de las cosas que están sucediendo. No queremos que vuelva a pasar esto porque si esto pasa en otra vivienda se da la catastrofidad. Es una cosa horrible. Yo les doy mil gracias y que Dios los bendiga a todos.


###

 

 

Enviar por E-mail | Versión para Imprimir

 


About the author


Directorio Democrático Cubano Directorio Democrático Cubano

 

Directorio Democrático Cubano
P.O. Box 110235
Hialeah, Florida 33011
Tel. 305-220-2713
info@directorio.org

© Copyright 2008 Directorio Democrático Cubano. Todos los Derechos reservados.