»

Testimonio de miembro del Movimiento Cristiano Liberación Rosa María Rodríguez denuncia que por negarse a traicionar a Oswaldo Payá su hijo fue encarcelado
21/11/2012 | Directorio Democrático Cubano


Entrevista realizada vía telefónica el 7 de noviembre de 2012 por John Suárez, secretario de Relaciones Internacionales del Directorio Democrático Cubano.

Rosa María Rodríguez Gil, foto cortesía del Movimiento Cristiano Liberación

Rosa María Rodríguez Gil, foto cortesía del Movimiento Cristiano Liberación

Yo nací el 4 de octubre de 1961, soy natural de La Habana, mis padres también, mi padre  murió, se fue como preso político yo soy familia de presos políticos. Mi papá estuvo preso aquí en La Cabaña y El Príncipe, yo como niña siempre tuve aquello de ver a mi padre preso y me crié en eso, él tuvo que irse lejos de mí, porque si no se iba el régimen de aquí de Cuba lo iba a poner preso de nuevo, porque los presos políticos aquí siempre los persiguen y aunque los liberan siempre los vuelven a encarcelar. El tuvo que abandonar y dejarnos a nosotros.

 

En el (año) 80 yo estaba más joven pero él no pudo conocer a sus nietos ni nada, porque nunca pudo  venir a Cuba, porque nunca lo dejaron venir.

 

Hace cinco años que pertenezco al Movimiento Cristiano de Liberación, tuve la dicha de conocer Oswaldo Payá, y conocí sus ideas, su posición, el cambio pacífico que él siempre quiso tener para los cubanos, la bella persona que era, buen padre y esposo, una persona que no puedo ni calcular, una persona grandísima Oswaldo, muy buen hombre, una persona muy linda y ahí conocí el Movimiento Cristiano de Liberación, conocí el Proyecto Varela, fui firmante de él. Después ayudé a recolectar firmas para el Proyecto Varela y hoy por hoy estoy en el Movimiento Cristiano de Liberación luchando para un cambio para Cuba, para que los cubanos no tengan que pasar lo que yo tuve que pasar y estoy pasando y reclamando mis derechos y de todos los cubanos.

 

Mi papá se llamaba Miguel Rodríguez González, se fue en el (año) 80 con los presos políticos. Mi esposo no pertenece al Movimiento Cristiano Liberación pero me apoya y me recoge firmas, es firmante del Proyecto Varela y del Camino del Pueblo, él apoya en todas las cosas ahora en el Proyecto Heredia y es firmante del Proyecto Heredia también.

 

Mi hijo Josvani nació en La Habana, el día 19 de diciembre de 1982. Mi hijo tiene problemas de retardo metal, nunca fue apto por siete comisiones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), ni en tiempo de guerra, ni en tiempo de paz. No pudo pasar el servicio por su discapacidad mental, por psiquiatría.

 

El papá de Josvani se llama Silvano Melchor Blanco pero bueno, nosotros nos separamos cuando Josvani tenía tres meses, no tienen vínculo ninguno con él. Mi esposo que hace veinte y pico años estoy casada con el, que es el Sr. Alejandro Febles González, es quién lo crió a él.

 

En la escuela, empezó en una escuela normal con cinco años en Pre Escolar y después pasó a Primero, pero yo me di cuenta que mi hijo no sabía los colores, yo misma lo llevé al centro de diagnósticos para que lo valoraran porque la maestra lo pasaba porque era un niño bueno pero no sabía nada, mi hijo no sabía ni escribir ni hacer nada y ahí lo valoraron psiquiatría, psicología y unos profesores que son licenciados y vieron que Josvani no tenía capacidad para estar en escuelas normales con otros niños y entonces lo mandaron para el (hospital) William Soler en el reparto de La Lisa que hay una escuela especial que en ese momento tenía cinco o seis niños por aula nada más, para pasar la primaria, en esas escuelas (sólo) llegan a 6to grado nada más. Porque ahí no hay más nivel, hay niño que se recuperan y pueden ir a la Secundaria, pero mi hijo nunca tuvo esa recuperación, entonces lo mandaron para una escuela de taller después que pasó 6to grado que ahí le enseñan carpintería, algún oficio, mecánico o algo de eso, pero no tuvo capacidad para seguir estudiando.

 

Mi hijo Yosvany se fue para Estados Unidos porque no le daban trabajos buenos aquí, siempre le gustaba trabajar aquí particular porque le gustaba la mecánica y en el tiempo que él estaba aquí en Cuba no había trabajadores por cuenta propia ni nada de eso. Lo obligaban a coger trabajos aquí pero le daban los trabajos más malos, limpiar casas y calles, de cosas malas de la construcción y esas cosas, entonces decide irse para allá por sus medios en balsa .Pero cuando llegó allá que se vió sólo en los Estados Unidos debido a su enfermedad él fue muy apegado a mi, estaba sólo porque allá se vive de otra manera y aunque yo tenga familia allá él estaba en un apartamento sólo, tenía su carro y su negocio, andaba con herramientas atrás de su carro y arregabla los carros que se rompían. El estaba bien, pero se enfermaba y me llamaba todas las noches, mami me siento mal y estoy sólo, él es muy apegado a mí y me dijo “yo quiero volver para allá porque te extraño mucho”. El tiene su retraso, mira que luchó para irse para allá. Mi hijo tuvo 17 salidas ilegales por balsa, estuvo una vez perdido como 17 días por allá por el mar en balsa, sin agua, sin nada y cuando llegó a su objetivo cuando se vio en la soledad que se vio,  sólo, porque mi familia no es igual que aquí, porque mi familia allá tiene su negocio, allá es muy independiente no es igual que aquí, y él no está adaptado eso, y (me decía) “no yo quiero ir para allá, yo quiero ir para allá”.

 

Hablé con inmigración, para ver cómo yo podía, y él me decía que él era mayor de edad que yo no podía llamar a Josvany para venir para acá porque él no tenía papeles. Entonces es cuando él coge y vende el carro, vende una lanchita chiquitica que tenía él, y paga para venir para acá, él entra en lancha a Cuba para venir para acá conmigo porque él no se adapta a estar sin mi, él es un niño que tiene su problema y siempre ha vivido conmigo. ¿Ud. me entiende?, él no pudo soportar eso.

 

Al llegar aquí estuvo seis meses en Villa Marista ahí detenido, aquí en el cuartel de Seguridad del Estado, después, como él entró por Ciego de Ávila, estuvo tres meses en el cuartel de Ciego de Ávila hasta que terminaron el juicio.

 

Lo liberaron, después del juicio ese, vieron que es verdad, que yo busqué papeles, de todas las veces que yo fui y que yo dije, además cuando él vino a las 2:00am de la mañana y me tocó a la puerta lleno de fango, a esa hora, las 2:00 am, yo fui a la estación de policía a decir que a mi hijo no me lo fueran a matar, que mi hijo había llegado, que mi hijo no vino a nada malo, que mi hijo vino para acá porque me extrañaba mucho a mi, él esta adaptado a estar conmigo.

 

Entonces con ese papel fue que después me torturaron tanto al muchachito ahí en Villa Marista y después seis meses en el cuartel de Ciego de Ávila, que fue a juicio y todo. Querían inventarle que venía buscar a alguien también, pero no lo soltaron.

 

A los cuatro meses de haberlo liberado, después de todo ese martirio de seis meses trancado en los cuarteles de Seguridad del Estado, me lo volvieron a trancar (el 21 de marzo de 2010) ahora y me le meten doce años porque a ellos les da la gana, le inventaron eso, como entró a aquí ilegal pues ellos inventaron que él venia a buscar gente a Cuba, cuando yo no tengo familia ninguna en Santiago de Cuba. Mi hijo en la vida ha ido a Santiago de Cuba, fue ahora por una promesa que yo le hice a la Caridad del Cobre con mi esposo, porque aprovechamos que venía su prima Ivón Nápoles Melchor que venía de Estados Unidos y mandó el dinero para que fuera a buscarla al aeropuerto y aprovechamos para hacer la promesa en Santiago de Cuba y después íbamos a recogerla a ella en el aeropuerto que venia de Estados Unidos. Y ellos (la Seguridad del Estado) inventaron toda esa maniobra. Como el carro se rentó por teléfono y aquí los teléfonos acostumbran a pincharlos y a todo, ya yo había recibido hacía una semana la amenaza (de que dejara el Movimiento Cristiano Liberación o mi hijo pagaría) pero yo pensé que todo se iba a quedar como amenaza que ellos no iban a cumplir eso.

 

Ahora él se encuentra en la (Prisión) 1580 por doce años, (primero estaba) en Santiago de Cuba, después lo trasladaron para acá (La Habana). El muchacho que ellos buscaron para vincular (con el caso contra) mi hijo Josvani ahí en Santiago de Cuba, se encuentra en su casa. Hoy por hoy, mi hijo es el único que está condenado simplemente por una amenaza que me hizo la Seguridad del Estado que si yo no cooperaba con ellos y si no me iba del Movimiento Cristiano Liberación  que ellos iban a tomar medidas con mi hijo, que mi hijo iba a estar en la calle cuando yo quisiera y lo trancaron.

 

No pasó una semana y mi esposo rentó un carro para ir a Santiago de Cuba  a hacer una promesa en la Ermita de la Caridad  y a mi esposo lo liberan y a mi hijo lo condenan, todo ese teatro que hicieron en Santiago.

 

Porque mi hijo jamás en la vida ha estado preso, no tiene antecedentes penales, a no ser ahora que ellos se lo inventaron. Mi hijo no toma, mi hijo no fuma, mi hijo lo que oye son canciones viejas de Roberto Carlos, él no le gusta la discoteca, lo único (que hace) es trabajar su mecánica que es lo que le gusta, porque las personas que tienen problemas mentales, hay algunos que lo que les gusta es pintar, a él le dio por la mecánica, porque él es buen mecánico, vive por eso, y eso es lo único que a mi hijo le gusta, arreglar carros, arreglar motos y más nada, a él ni le gusta el lujo ni nada, mi hijo siempre ha sido un muchacho honesto, tranquilo.

 

Yo fui citada (el 18 de marzo de 2010), esa citación la tiene el Movimiento Cristiano Liberación, una semana antes (de los hechos)  porque nosotros estábamos recogiendo firmas en el Proyecto Varela, hace tiempo que estábamos recogiendo firmas y estábamos muy activos en la recogida de firmas y todo eso y la Seguridad del Estado sabe que yo estaba en ese problema de recolección de firmas para el Movimiento y todo eso. Entonces a mi me citaron, esa citación yo se la di a Oswaldo Payá y Oswaldo la tiene la original, me dio una fotocopia,  la original se la dejé yo a él ahí, bueno la tiene ahora su esposa actualmente. (Es una citación)  por la Seguridad del Estado aquí en la estación de San Agustín en La Lisa en La Habana que es donde yo vivo, que para una entrevista, me dijeron, citación para entrevista. Cuando yo llego ahí cuatro miembros de la Seguridad el Estado, lo supe porque ellos estaban vestidos de civil y ellos me enseñaron el  carné de la Seguridad del Estado. Me dijeron horrores del Movimiento, de Oswaldo, de que me alejara del Movimiento, hablando cosas malas así del Movimiento. Yo les dije que no, que yo conocía a Oswaldo Payá y a su esposa y que ya muchos quisieran tener la dignidad y el principio que tiene Oswaldo Payá y que tiene su esposa, su familia, sus hijos. Que yo no me iba a ir de ningún Movimiento, que ellos no podían chantajearme nada. Entonces fue cuando ellos me dijeron: “Bueno tú sabes que tu hijo hace cuatro meses que está suelto, que tu hijo cuando a nosotros nos de la gana lo volvemos a trancar”. Bueno si Uds. dicen eso a mi no me van a chantajear con eso porque pertenezco al Movimiento Cristiano Liberación y yo no me voy a ir del Movimiento, ni voy dejar el Movimiento, ni voy a dejar de visitar a Oswaldo Payá. Entonces ellos me chantajearon, me dijeron horrores, me dijeron descarada, bueno horrores. Ellos acostumbran a hacer eso con las mujeres, porque ellos eran cuatro hombres y yo era la única mujer que estaba ahí. ¿Ud. me entiende?, a ellos no les interesa nada de eso. Entonces yo cogí, después que estuve como tres horas ahí en debate con ellos, cogieron y me soltaron y yo fui para casa de Oswaldo enseguida y le expliqué para qué era la citación y todo eso y le expliqué para cualquier cosa que le pasara a mi hijo que ya él tuviera conocimiento.

 

Nosotros lo único que tenemos para defendernos, nosotros no somos periodistas ni nada, pero si para defendernos de lo que nos hagan aquí de las amenazas y de todas esa cosas, es debido a que lo tiremos para afuera, porque, ¿quién nos va a defender aquí a nosotros? si el abogado de mi hijo me dijo: “Imagínate tú Rosa María lo primero que hay en el expediente de Josvani Melchor Rodríguez es que tú eres miembro del Movimiento Cristiano Liberación, que tú eres opositora y todas esas cosas aparecen”. Yo le dije al abogado que a quién están juzgando a mí o a mi hijo. Porque, qué tiene que ver el expediente de mi hijo con cosas que ellos inventaron en el expediente y poner en la primera hoja que es el hijo mío, ahí Uds. se dan cuenta de que yo estoy con las manos atadas y que no puedo hacer más nada.

 

La citación vino de parte del oficial Ernesto, pero bueno Ud. sabe que ellos lo mismo ponen Ernesto que si se llama Roberto, te firman el carnet pero te lo quitan tan rápido  que tú no te das cuenta el nombre que ellos miran en el carnet, porque ellos no te lo dan en tus manos, te lo enseñan en un plástico que le ponen y ya. Se inventan nombres, ellos usan sobrenombres para eso mismo para cuando uno mire, uno sepa. Pero bueno la citación está guardada la tiene Ofelita, bien guardada, para que sepan el tiempo y la fecha y todo, lo tiene Ofelia guardado.

 

El nombre del abogado es Adnier Sánchez Castro, el instructor es el Mayor Júnior, el Mayor de la Seguridad del Estado.

 

Imagínese ellos buscaron un delito que aquí en Cuba se castiga más, “delito de tráfico de personas” como que él fue a buscar una gente allá en Oriente para trasladarlos para La Habana y después llevárselos. Gente que nunca aparecieron en el juicio, que ellos (la Seguridad del Estado) quisieron vincularlo con un muchacho que era pelotero allá en Santiago de Cuba y que no estaba ni activado en la pelota que dijo en el juicio que él no conocía a mi hijo Josvany Melchor Rodríguez, que él lo vino a conocer en la prisión de Aguadores, cuando lo detuvieron en Versailles (sede de la Seguridad del Estado en Santiago de Cuba) y después lo trasladaron para Aguadores, que no conocía a mi hijo entonces el tribunal le pregunta Júnior, al Mayor Júnior Despaigne: ¿Bueno si él dice que no conoce a Josvany , por qué Ud. sabe que Josvany venía a buscar a este? Dice que un tal Kenny que ellos recogieron en el camino para que le dijera dónde quedaba para que pudiera ir a Santiago, porque mi esposo tampoco sabe ni había ido por allá, que lo recogieron en la carretera en un Foto Service de esos echando la gasolina al carro, ellos lo recogieron y les dijo: Mira llévame para allá”. Y que mi esposo le dijo: Usted nos indica dónde queda para llegar ahí al Entronque de la Cruz. Y él dijo no yo no voy por allá. Y dicen ellos que ese hombre era un tal Kenny que era pelotero. Entonces cuando el jefe del Tribunal le pregunta a Júnior: ¿Entonces a quién vino a buscar Josvany, dónde están? Porque Uds. decían que eran siete peloteros ¿Dónde están los peloteros y la gente que él vino a buscar? ¿Dónde están los testigos? Dice: No el problema es que eso me lo dijo Kenny, pero él se fue (de Cuba), cuando Josvany estaba (detenido) en Versalles, él se fue del país. Y resulta ser que cuando los detienen en el carro a mi esposo fue al que condujeron a Versalles junto a mi hijo, (no a Kenny y otra muchacha que lo acompañaba).

 

Entonces todo eso fue una maniobra que si uno que se fue. Entonces mi hijo le dice: Bueno si Ud. dice que yo fui el que fui a buscar a este hombre, cómo se fue, si Ud. dice que yo iba a buscarlo, quién se lo llevó, si yo estaba en Versalles, retenido en Santiago de Cuba en la unidad de Versalles.

 

No dieron más explicación ni nada, eso parecía un teatro. Fíjese que hoy por hoy ese muchacho que fue condenado junto con mi hijo, Jorge Luís Carcasés (que fue llevado al caso para condenar a mi hijo) está en su casa y el único que está condenado es mi hijo. Vaya yo le cuento esto a la gente y la gente piensa que es un cuento que esto no es así. Ese hombre está en su casa y el único que esta preso es mi hijo.

 

Cuando le bajan la sentencia a mi hijo no se podía ni leer (el documento). Oswaldo (PayJ)  pudo sacar algo de ahí porque las letras, todo era borroso, ahí no se entendía nada, eso se lo dan al preso. Entonces cuando yo fui a verlo él me lo da a mi porque con eso yo hice recurso de casación porque eran los únicos derechos que yo tenia para mi hijo porque a él le celebraron el juicio en la Sala de Delitos contra la Seguridad del Estado en el (Tribunal) provincial en Santiago de Cuba. Ya ahí no hay más juicio y ahí a lo único que yo tenia derecho era a pedir un recurso de casación que eso se eleva aquí para el (Tribunal) provincial de La Habana y ellos verifican y mandaron respuesta que eso (la sentencia y el documento) estaba muy bien hecho y que yo no tenía derecho a hacer más nada, eso fue lo único que me dieron , que todos esos papeles yo se lo di a  Oswaldo y Oswaldo en la pagina de el, de Oswaldo Payá, los papeles que estaban casi borrosos todo el recurso de casación que yo hice, lo que ellos me dieron, que yo no tenía derecho a más ninguno, no me dieron derecho a más nada.

 

Yo he ido ahora, porque me dijeron que podía hacer una reclamación de causa, ahora porque ya lleva tres años y pico preso y me dijo el abogado a mi cuando yo le expliqué lo que pasó: “No te gastes Rosa ni un medio más, porque para qué, por gusto, el único que puede liberar a tu hijo es Raúl Castro, que te lo libere él, porque eso es lo único, todo lo que tú me has contado y todas las pruebas que tú me has traído eso es un problema de la Seguridad del Estado” que es quien los gobierna a ellos (los tribunales) eso no lo podemos gobernar nosotros”. Así mismo me lo dijo no te gastes más dinero porque revisar la causa es entrar en el Tribunal de aquí de La Habana y eso va  ser por gusto y vas a gastar tu dinero por gusto, así mismo me dijo el abogado cuando yo lo contraté para que revisara la causa de él.

 

Más represión contra otros miembros de la familia:

 

A mi hermana, hace cuestión de dos semanas yo hablé con Ofelita porque tengo miedo ahora, cogieron y llamaron a mi hermana por teléfono, que mi hermana es una persona que esta enferma de los nervios, porque ella tiene hace como cuatro años que se le determinó un cáncer y esta en el proceso y esas cosas alteran a las personas es una mujer enferma y la llamaron por teléfono a su casa y le dijeron que si ella se llamaba Dalia Margarita Rodríguez y ella les dijo que sí, le dijeron: ¿La hermana de Ud. se llama Rosa María Rodríguez? Y mi hermana les dijo que si. ¿Y tu sobrino se llama Josvany Melchor? Dice si, pero por qué Ud. me está preguntando ¿Es verdad que su mamá está muy enferma? Porque mi mamá está muy enferma de salud y a mi hijo le niegan ir a verla, yo estoy haciendo el proceso aunque sea que ellos mismos lo lleven a ver a la abuela no se pueda morir y ella quiere ver a su nieto, porque yo no la puedo llevar para que ella vea cómo está mi hijo en qué condiciones está en esa prisión, entonces sí le va a dar el infarto y si se va a morir. Pues entonces mi hermana pensó que lo estaban investigando por eso, y le dijeron: ¿Su hijo se llama Michel Varna Rodríguez? Y mi hermana les dijo si, pero qué tiene que ver. Entonces dígale “que se cuide”. Entonces cogieron y le colgaron el teléfono. Mi hermana a las 7:30am de la mañana vino corriendo y en el celular llamándome y le dije: ¿Mi hermana qué te pasa?  “Estoy sola aquí y tengo miedo yo no aguanto lo que le hicieron a tu hijo y también si le hacen eso a mi hijo yo me muero, prefiero morirme yo si no aguanto eso”. Es una mujer enferma y ellos no tienen ni principios, porque ella ha sido una mujer enferma, mi hermana no tiene la fortaleza que tengo yo, porque ella está enferma de cáncer y enferma de los nervios por todo este procedimiento de sueros y esa cosas que destruyen a la persona. Ud sabe lo que es decirle eso. Ellos siguen porque están muy roñosos porque lo de mi hijo está saliendo por todas partes y parece que eso fue un mensaje que le dejaron caer a mi hermana para que me lo trasmitiera a mí, para que yo parara y me callara, para que yo no siguiera hablando las cosas que están pasando. Ellos acostumbran a hacer eso, ellos maniobran a la familia y mi hermana no tiene nada que ver con el Movimiento ni mi sobrino tampoco ni nada de eso.

 

Ella recibió esa llamada no este lunes sino el otro lunes que pasó, recibió la llamada, hace una semana hizo el lunes (29 de octubre de 2012), hoy es miércoles así que hace una semana y unos días que ella recibió esa llamada. Mi hermana se llama Dalia Margarita Rodríguez Gil, ella nació el 20 de enero del 1959, ella es mayor que yo.

 

Ellos buscan cuál es la parte más débil, como ahora mismo a mi hijo no lo dejan ver ahí en la 1580 cuando los familiares están muy graves y muy enfermos ellos mismos los llevan ahí para ver a la familia. Dice mi hijo que habían una pila de conduce (forma en la que trasladan a los prisioneros), todos los sábados le dicen que lo van a traer y lo tienen torturándolo psicológicamente que todos los sábados le dicen: “Este sábado te vamos a llevar a ver a tu abuela”. Y es mentira, sacan a otro y llevan a otro. Yo he llevado los papeles de mi mamá del corazón, de la cabeza de todo, de las condiciones que tiene ella, con papeles que tienen cuños y todo del hospital y nada. No hacen nada, ya le dije que no les diga más que lo lleven y que sea lo que Dios quiera, si no puedes ver a tu abuela no la verás Josvany, pero no les des gusto a ellos que tú estés atrás de ellos para que te lleven, no le digas más nada, que te lleven cuando a ellos les de la gana y si no quieren llevarte que no te lleven, qué vas a hacerle a eso, no le des gusto al enemigo.

 

Josvany está muy delicado de salud porque debido a las malas condiciones que tienen las prisiones tiene gastritis y a veces tiene sangramiento todo porque se le revienta algo, alguna vena de tanta acidez, tanta gastritis que tiene. (Está) muy delgado, mucha fiebre, tiene problemas de amigdalitis, de la garganta que se le desbarata la garganta debido a las condiciones tan heladas. El agua de allí es churrosa, llena de fango, ellos cogen y la filtran con unos papeles que yo le di a él ahí para que la pudiera filtrar pero eso no mata los microbios ni nada de eso, eso ahí está muy deprimente. Entonces ellos (los oficiales de la prisión) qué hacen, como lo único que tienen es penicilina, le ponen penicilina pero no saben ellos el germen que él tiene, entonces yo les dije no sigan poniéndole penicilina a mi hijo porque él no tiene tanta alimentación aquí adentro para que Uds. le estén poniendo penicilina cada dos semanas, porque en primera un día va a hacer una reacción y me lo van a matar y en segunda eso no le va a hacer nada porque el germen que él tiene no lo combate ese antibiótico si no le mandan a hacer un chequeo (médico). He pedido como madre que le manden a hacer chequeo y me dicen: “Pero imagínese aquí hay mucho preso, si le mandamos a hacer un chequeo a su hijo hay que sacar a todo el mundo”. Yo les dije que deberían hacerlo con todo el mundo por humanidad, deberían hacérselo a todos porque ellos son humanos ellos son personas, no son animales, ni nada, si los animales Uds. los atienden, tienen unos (perros) pastores alemanes ahí (en la prisión) que los atienden de lo más bien, cómo (es posible que) a ellos ahí que son personas no les hacen un chequeo, no les hacen nada, ellos se desangran ahí y no saben si tienen anemia ni nada.

 

Mi hijo está muy delgado porque todo lo que yo le puedo llevar, cosas que nos se echen a perder, galletas y todo eso le desbarata el estómago. Yo le llevo latas de leche para que él  pueda hacerse leche él mismo pero no es lo mismo que la comida acabada de hacer. Cuando me toca la visita de él que yo le llevo la comida se le hace un nudo en el estómago de verme y no come. Entonces él no puede pasar esa comida para adentro, todo lo que yo puedo pasar para allá es comida sintética, refresco, galleta, mayonesa, mantequilla, cosas así que no se echen a perder y esas son cosas que le destruyen más el estómago, no me dejan llevarle aunque sea un puré de malanga, aunque yo tenga que dar los viajes todos los días, aunque no lo vea para que se lo den, ellos (los guardias) dicen que no tienen condiciones pero no me lo permiten tampoco entonces está muy delicado de salud, no le han hecho un chequeo, no le han hecho nada y como el están todos los presos. Ud. me está preguntando por mi hijo, porque eso es generalizado ahí, los presos, un animal, un perro vale más aquí en Cuba.Un preso aquí en Cuba es lo más indeseable en la vida, no tienen condiciones ningunas.

 

 

Enviar por E-mail | Versión para Imprimir

 


About the author


Directorio Democrático Cubano Directorio Democrático Cubano

 

Directorio Democrático Cubano
P.O. Box 110235
Hialeah, Florida 33011
Tel. 305-220-2713
info@directorio.org

© Copyright 2008 Directorio Democrático Cubano. Todos los Derechos reservados.