»

Presentación de la activista cubana de derechos humanos Damaris Moya Portieles en Ginebra el 25 de febrero del 2014
26/02/2014 | Directorio Democrático Cubano


 

Primero quiero agradecer a UN Watch y los organizadores y patrocinadores de esta Cumbre de Ginebra por los Derechos Humanos y la Democracia por haberme invitado a brindar mi testimonio.

 

Mi nombre es Damaris Moya Portieles, soy presidenta de la Coalición Central Opositora, directiva del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo, y miembro del Movimiento Femenino por los Derechos Civiles Rosa Parks, todas entidades defensoras de los derechos humanos en Cuba, que el régimen de Raúl Castro no reconoce ni permite legalizar dentro del país.

 

Vivo en Cuba, en la ciudad central de Santa Clara y es la primera vez que puedo salir a otro país, porque en Cuba los ciudadanos no tienen derecho a viajar libremente y a volver a su país sin restricciones.

 

Por mi activismo a favor del respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales de los cubanos, he sido golpeada por las fuerzas represivas hasta dejarme inconciente, me han amenazado de muerte en varias ocasiones, han amenazado a mi pequeña hija con ser violada sexualmente,

 

me han golpeado estando embarazada, me han negado asistencia médica a mi y a mis familiares, incluyendo la negación de atención médica a mi abuelita de 72 años, quien murió por esta causa el pasado 8 de diciembre cuando se negaron en el Hospital Provincial de Santa Clara a ponerle una transfusión sanguínea;  

 

mi casa ha sido allanada en numerosas ocasiones, mis hijos pequeños han sido golpeados por los policías, y en más de una ocasión mis hijos que en este momento tienen 7 y 3 años han sido arrestados junto conmigo, incluso en una ocasión mujeres  agentes de la Seguridad del Estado me introdujeron la punta de un zapato sucio, y la punta de un lapicero en mi vagina mientras me aguantaban de pies y manos.

 

Mi caso no es un caso aislado en Cuba. A Yris Pérez Aguilera, presidenta del Movimiento Femenino por los Derechos Civiles Rosa Parks, las fuerzas de la Seguridad del Estado la mantienen sitiada en su casa de Placetas desde el pasado 24 de enero de 2014, días antes de la celebración de la Cumbre de la CELAC en Cuba. No puede salir de su vivienda a comprar ni alimentos, y nadie puede llegar tampoco a la misma. Ella ha sido golpeada, dejada inconciente en la calle, ha sido introducida en bolsas cerradas durante arrestos arbitrarios, donde casi la asfixian, también ha recibido amenazas de muerte y de violación sexual. Otras muchas mujeres defensoras de derechos humanos en Cuba sufren el mismo atropello.

 

 

 

 

Cuando salimos a las calles a marchar pacíficamente, los hombres policías, agentes de la Seguridad del Estado, se ensañan con las mujeres, nos golpean sin clemencia. La activista de 50 años Dulce María Castillo Águila del Municipio Sagua la Grande ha sido golpeada, arrestada arbitrariamente y llevada a lugares inhóspitos donde la abandonan, a pesar de que está operada de cáncer en el endometrio y padece de hipoglucemia. Esto lo hacen con las mujeres activistas a modo de castigo por defender los derechos humanos en Cuba.

 

La activista María del Carmen Martínez López, de Santa Clara, ha sido amenazada con cortarle la cara a sus hijos, que son jóvenes. Y Donaida Pérez Paseiro de Placetas, ha sido golpeada en múltiples ocasiones durante arrestos arbitrarios y sufrió en una ocasión una golpiza tan  brutal que le partieron el coxis.

 

Hay muchos otros casos de violencia contra mujeres defensoras de derechos humanos en Cuba, no solamente dentro del grupo de mujeres del Movimiento Rosa Parks, también dentro de las Damas de Blanco. Nos agreden con objetos cortantes, nos patean la cabeza. También en numerosas ocasiones utilizan automóviles para amedrentar, agredir y hasta matar, como sucedió con la activista y ex prisionera política Daysi Talavera Ortiz quien fue asesinada por un automóvil enviado por la Seguridad del Estado en el municipio de Cárdenas, Matanzas, en enero del 2011. Y Laura Pollán Toledo, líder de las Damas de Blanco murió en condiciones no aclaradas en octubre de 2011, bajo el control de altos oficiales de la Seguridad del Estado en La Habana.

 

Por eso cuando el Secretario General de la ONU el Señor Ban Ki-moon, visitó Cuba a fines de enero del presenta año, pensamos que iba a solicitar una visita con los defensores de derechos humanos. Nuestra organización de mujeres había enviado un informe sobre los atropellos a las mujeres cubanas defensoras de derechos humanos y ese informe fue tomado en cuenta durante el  Examen Periódico Universal de Cuba en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y está publicado en la página del Consejo. No pueden decir que desconocen la realidad de violación a los derechos humanos en Cuba, y especialmente contra las mujeres de la raza negra. Pero en cambio el Secretario General escogió reunirse solamente con el gobierno, y además en una de sus declaraciones dijo y cito: “Como la violencia contra las mujeres tiene su raíz en la discriminación, la impunidad y la complacencia, necesitamos cambiar las actitudes y conductas, y necesitamos cambiar las leyes y estar seguros que esas leyes son cumplidas como ustedes están haciendo en Cuba”, fin de la cita.

 

Es falso que en Cuba haya leyes y además que se cumplan en cuanto a la violencia contra las mujeres, porque el primer violador de los derechos de las mujeres es el Estado. Los que nos golpean y nos agreden son policías enviados a reprimirnos por el Estado. En Cuba no existen leyes que protejan a la mujer, no sólo a las mujeres defensoras de derechos humanos, sino en general a todas las mujeres cubanas.

 

La violencia de los hombres contra las mujeres es un problema social muy grande en Cuba. Los casos de muertes por golpes, acuchillamiento y otros atentados contra la vida son muchos, pero el régimen no publica esas estadísticas. Las niñas de doce y trece años que deberían estar estudiando en las escuelas se encuentran prostituyéndose en las calles para poder comer. El propio gobierno cubano promueve la prostitución de las mujeres cubanas creando páginas de Internet para vender favores sexuales a extranjeros y recibir dinero de esas transacciones.

 

Es una ironía que la organización gubernamental Federación de Mujeres Cubanas, que no es una ONG verdadera, y cuyas miembros nos han reprimido, han organizado actos de repudio frente a nuestras casas, y han golpeado con objetos contundentes a muchas mujeres pacificas, les han lanzado huevos y excremento a nuestras viviendas, sea una ONG reconocida por ECOSOC en la ONU.

 

Vengo aquí hoy a denunciar la falsedad y la mentira del régimen militar y totalitario de los hermanos Castro. Yo soy una victima, mi familia es una víctima de ese régimen, pero no me voy a callar, tampoco abandonaré mi país.

 

Antes de llegar a Ginebra mi casa ha permanecido rodeada completamente, las esquinas se encuentran militarizadas por la Seguridad del Estado y la Policía Nacional Revolucionaria. Fui arrestada en dos ocasiones, durante los preparativos de mi viaje, fui amenazada por el Teniente Coronel Enrique en la sede de Instrucción Penal en Santa Clara, quien me dijo que cuidara muy bien lo que iba a decir aquí porque podía tener consecuencias. La amenaza es basada en represalias que dice la policía que podría tomar en mí contra cuando regrese.

 

El líder opositor Jorge Luis García Pérez “Antúnez”, quien en primer lugar fue la persona invitada a este evento, se encuentra preso en su vivienda, sus documentos y todas sus pertenencias le fueron confiscadas y su vivienda fue allanada en cuatro ocasiones en solo ocho días. Esa es la verdad, esa es la realidad de hostigamiento y represión que se vive en Cuba.

 

Quiero decir que estamos agradecidos con las personas, instituciones y a veces algunos países que han sido solidarios con nuestra lucha. A todos les estamos eternamente agradecidos, pero decimos que necesitamos que otros sigan ese ejemplo.

 

Me pregunto cuántos cubanos y cubanas pacíficos y defensores de los derechos humanos seguirán muriendo a manos del régimen de los hermanos Castro mientras ese mismo régimen vuelve a ser elegido como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

 

Me pregunto si los testimonios de las victimas de la represión en Cuba no son suficientes para que el mundo escuche el clamor de un pueblo que lleva 55 años de dictadura sangrienta y violación permanente a todos sus derechos.

 

Hoy pido solidaridad con el pueblo cubano. Los cubanos que luchamos dentro de Cuba por el respeto a los derechos humanos corremos peligro de muerte. Mientras el régimen se legitima con las visitas del Secretario General de la ONU, o del Secretario General de la OEA, mientras se legitima con el silencio de las democracias del mundo, y con la membresía en entidades como el Consejo, a nosotros nos golpean y nos acosan, nos amenazan y nos matan con total impunidad. Estamos luchando por la libertad, por nuestros derechos, no pedimos que luchen por nosotros, solo le pedimos solidaridad con nuestra causa.

 

Muchas gracias.

 

 

 

 

 

Enviar por E-mail | Versión para Imprimir

 


About the author


Directorio Democrático Cubano Directorio Democrático Cubano

 

Directorio Democrático Cubano
P.O. Box 110235
Hialeah, Florida 33011
Tel. 305-220-2713
info@directorio.org

© Copyright 2008 Directorio Democrático Cubano. Todos los Derechos reservados.