» Resistencia Cívica en Cuba

Comité Ciudadano Contra los Malos Tratos reclama garantías a los derechos humanos
18/06/2010 | Movimiento Solidario Expresión Libre


 

Por: Nereyda Pérez Cedeño


Camagüey, 18 de junio de 2010.


El Movimiento Solidario Expresión Libre (MOSEL), con sede en la provincia de Camagüey, Cuba, ha puesto en marcha una nueva iniciativa en función del Comité Ciudadano contra los Malos Tratos (CCCMT) creado por esta misma organización el 13 de marzo del 2008 a fin de observar, monitorear y hacer mociones referente a lo establecido en el artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas.


Con una propuesta ciudadana acerca de ilimitación de derecho, respeto a la libertad plena y la aplicación de la justicia ante las transgresiones e impunidades ha presentado un documento de petición de análisis de las situaciones que con sistematicidad se manifiestan en la sociedad civil cubana según archivo de datos relevantes y reciclados en los dos últimos años incluyendo el deprimente tema de la vida de los recluidos en centros penitenciarios.


En los días 16 y 17 los que coordinan este comité a nivel nacional presentaron el documento en instituciones oficialistas como son el Ministerio Nacional de Justicia que preside la Ministro María Esther Reus, también en el departamento de asuntos religiosos del Buró Nacional del Partido Comunista (Consejo de Iglesias) presidido por la diputada Caridad Diego. Estas dos instituciones bajo el titular de "Organizaciones no Gubernamentales (ONG)" se presentaron en el Consejo de Derechos Humanos en el último examen periódico en el que se analizara el caso de Cuba para encubrir el estado deplorable que se palpa en el país en cuanto a asuntos concernientes a esta materia y de lo cual discrepa el Comité Ciudadano con pruebas testifícales ofrecidas por víctimas y otras documentaciones.


Según Julio Romero Muñoz fundador del comité y coordinador del MOSEL, se insistirá en la presentación de quejas hasta tanto no haya respuesta positiva por parte del gobierno como sean aperturas, revisiones, tolerancias y entregas de facultades ilimitadas a la sociedad civil toda, en la cual el ciudadano pueda actuar con poder democrático y libertad plena; haciendo énfasis en que la manifestación de toda injusticia es un derivado del estado de impunidad en el que se escudan los victimarios quienes a su vez actúan desde instituciones que responden a intereses gubernamentales y a la política del estado cubano.


Teniendo en cuenta las conversaciones, iglesia y gobierno no muy prolíferas hasta ahora se entregó copia de este documento en el Arzobispado de la Habana y la petición de una conferencia con el Cardenal Jaime Ortega Salamino. También a las sedes diplomáticas de Polonia y Francia acreditadas en la Habana, incluyendo la comisión de la Unión Europea y la Agencia de Prensa alemana.


A continuación copia del documento:

 

PROPUESTAS DE CIUDADANOS ACERCA DE ILIMITACION DE DERECHOS, EL RESPETO A LA LIBERTAD PLENA Y LA APLICACIÓN DE LA JUSTICIA ANTE LAS TRANSGRESIONES.


En los recientes días ha llegado al conocimiento de los ciudadanos cubanos un proceso de conversaciones entre las autoridades gubernamentales y la jerarquía de la Iglesia Católica cubana. Hecho tal que se puede calificar de positivo teniendo en cuenta lo novedoso de estas conversaciones en las cuales se abre un tiempo nuevo de esperanzas para la patria toda y la familia que la compone. En mayor manera pensamos los interesados que se pueden lograr beneficios en aquellos que cumplen condenas políticas por causa de ejercer el activismo en la oposición pacífica como ejercicio inherente a toda sociedad civil pro democrática.


Es oportuno que en tanto se manifiesten las intenciones a tratar bilateralmente entre iglesia y estado también se tenga en cuenta las diversas inquietudes que pululan dentro de la ciudadanía y además aquellas que afectan sistemáticamente a los miembros de la oposición pacifica interna.


Para que los pactos de derechos internacionales a los que se suscribió el gobierno cubano entren en efecto palpable, el cumplimiento de los artículos todos de la Declaración Universal de Derechos Humanos, las normativas para la actividad policial, reglas mínimas para atención a los detenidos y reclusos, la integración respetuosa a los acuerdos que propone la Organización Internacional del Trabajo (OIT) así como otras exposiciones internacionales y nacionales que preserven el disfrute de los derechos de cada individuo como ser excelente e irrepetible del mundo y la vida, condición que debe estar por encima de todo dogma y o política imperante;


Los promotores del presente documento y con ánimo de despertar o engrandecer los actos de buena voluntad, conformamos un Comité de Ciudadanos Contra los Malos Tratos e Impunidades (CCCMTI) que organizados de forma independientes enfrentamos los actos de intolerancia ante tales iniciativas y por parte de los que representan el poder gubernamental y por lo cual nos descubrimos bajo la clasificación de ilegales, reponiéndonos a estas adversidades quebrantadoras;


Con pruebas fehacientes de sistemáticas prácticas incompatible con los que evocan el poder de la dignidad intrínseca de los hombres;


Pedimos por medio del presente y al gobierno cubano en primer lugar, a toda institución implicada dentro del sistema oficial, a las instituciones autónomas, a los países acreditados en Cuba por medio de sus cuerpos diplomáticos, a todo organismo internacional responsable de sostener la acción de equilibrar las sociedades democráticas y las que se desean construir y desplazando toda intención netamente política:


Exhortamos sea aprovechada toda oportunidad de diálogo, apertura o circunstancia para abogar por que cesen las prácticas siguientes:


-Persecuciones, acosos, golpizas, detenciones arbitrarias, encarcelamientos degradantes y crueles tratos u otras acciones represivas contra los que se oponen pacíficamente a la política imperante y al unitarismo u aquellos ciudadanos que desean integrar una sociedad civil abierta u organizaciones no gubernamentales incluyendo las de promoción y preservación de los Derechos Humanos.


-Que sean admitidos los derechos plenos del hombre de viajar fuera de su país y de regresar al mismo sin obstaculizaciones inaceptables.


-Que no sea quebrantada la libertad del ciudadano para moverse libremente en el interior del país e instalarse donde desee sin ser molestado o devuelto o limitado en su propia patria.


-Que los reclusos todos en centros penitenciarios no sean alejados de sus hogares y familiares a prisiones remotas localizadas en provincias separadas por grandes distancias, máxime cuando la situación económica del país afecta todos los sectores de la vida haciéndola más trabajosa y agrandando las dificultades de las familias cubanas.


-Que sean evaluados por tribunales competentes o ministerios jurídicos los conocidos casos de convictos por peligrosidad social pre delictiva, en el mayor por ciento enclaustrado sin cometer el delito que constituye un presunto.


-Que la libertad de expresión sea tratada con sagrado respeto y nadie sea molestado por manifestarse por medio o modo alguno sin causar perjuicio en la gente y las cosas y en manera pacífica.


-Que no surjan diferencias impositivas entre cubanos y extranjeros, entre cubanos y cubanos, ni privilegios derivados de posiciones por poder u oportunismo de los que gozando de ciertos poderes y superioridades cercenan las posibilidades de sus conciudadanos.


-Que sea justa la retribución de salarios y el equilibrio entre éste y el valor de la moneda circulante o la oficialmente reconocida como nacional. '


-Que la libre asociación, la pluralidad de tendencias cívicas o políticas, la libertad de reuniones constituyan un inalterable derecho por el cual nadie sea molestado en ningún lugar, momento o circunstancia.


-Que se frenen las impunidades dentro de los centros penitenciarios donde pululan los abusos tratos crueles y hasta tortuosos. Siendo juzgados y sancionados los responsables de estos actos que se inflingen con el fin de atemorizar a las victimas.


-Que sean mejorados las condiciones de convivencias para la población penal en el gran por ciento de todos los centros penitenciarios del país.


-Que la asistencia religiosa no sea denegada en muchos casos como ocurre actualmente a pesar de las posibilidades que se han dispuesto en los últimos tiempos y que pueden evaluarse de muy positivas.


-Que se realice un minucioso y urgente estudio de la realidad intrarejas tomando como base el ascendente número de huelgas de hambre que se han registrado en los últimos 20 meses dentro de las prisiones, al parecer como un recurso final ante situaciones de intensa impotencia de los prisioneros.


-Que sea permitida la legalización de toda organización pacífica política o cívica que surja con objetivo final de procurar el bienestar de todos y el progreso abierto del país.


Agradecemos sea tomada en cuenta esta intención la cual se ha elaborado a partir de base de datos obtenida de la actividad independiente de observancia de los asuntos referentes a tratos improcedentes y que resumen quejas, opiniones ciudadanas de parte considerable y testimonios de víctimas, testigos y familiares u otros; lo cual estamos dispuestos a debatir internamente con supervisión de instituciones serias e imparciales de dentro y fuera del país. También se notifica la entrega de este documento a otras instancias o medios de difusión a fin de hacerla pública evitando sea mal intencionadamente clasificado o desvirtuado de algún modo en su contenido.


En representación del mencionado Comité Ciudadano firmamos el presente los siguientes miembros directivos:


Raúl Luís Risco Pérez

Rodolfo Barthelemy Cobas

Julio Alberto Romero Muñoz

 

 

Enviar por E-mail | Versión para Imprimir

Directorio Democrático Cubano
P.O. Box 110235
Hialeah, Florida 33011
Tel. 305-220-2713
info@directorio.org

© Copyright 2008 Directorio Democrático Cubano. Todos los Derechos reservados.