» No Cooperación

Otra puesta en escena es lo que en Cuba llaman “elecciones”
03/10/2007 | Roger Rubio Lima


Roger Rubio Lima, periodista independiente y miembro del Movimiento Cristiano Liberación (Directorio)

Roger Rubio Lima, periodista independiente y miembro del Movimiento Cristiano Liberación (Directorio)

El gobierno cubano está preparando otra puesta en escena. Es una de esas fantasías en la que llevan a millones de personas a participar en un embuste multitudinario que ellos llaman “elecciones”. Con escenografía de un realismo simplificado, los actores, críticos y espectadores serán los mismos: ciudadanos mayores de 16 años, es decir, con derecho al voto, y participarán en un momento de sufridas que no pueden comprender, porque casi medio siglo de oscurantismo cívico, el adoctrinamiento de la ideología comunista y de un analfabetismo civil los ha convertido en ciudadanos de un país sin democracia real ni aparente.

 

Según la ley electoral vigente, los candidatos a delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular son nominados por los electores en asambleas públicas en la circunscripción correspondiente. Sin embargo, los candidatos a delegados a las asambleas provinciales y los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular son nominados por cada Asamblea Municipal del Poder Popular a partir de proposiciones de las comisiones de candidaturas provincial y nacional. Los electores, según la ley actual, no participan directamente en la nominación de los candidatos. Por ejemplo, si a un municipio le corresponden cinco diputados en la Asamblea Nacional del Poder Popular, en la boleta electoral aparece solamente cinco candidatos y cada elector puede votar por uno, por algunos, por ninguno o por los cinco. Los electores no pueden escoger sus cinco diputados de un número mayor de candidatos. En las elecciones para delegado a la Asamblea Municipal los electores de cada circunscripción eligen a sus delegados votando cada elector por un solo candidato: aquel a quien quiera escoger entre varios que aspiran a representar esa circunscripción.

 

En las elecciones provinciales y nacionales, como ya he dicho, existe un solo candidato para cada cargo, y a razón de uno, por circunscripción, por lo que habrá en cada municipio igual número de candidatos a diputados que de circunscripciones que se determinaron en ese municipio para las elecciones nacionales. Si elegir, según el diccionario de la Real Academia Española, es escoger, preferir a alguien para algo o para un fin,  y a su vez escoger es tomar o elegir una o más cosas, o personas entre otras, entonces en Cuba no se puede hablar de elecciones. Pues los electores no escogen quienes serán los candidatos que los representarán como delegados a las asambleas provinciales ni los candidatos a diputados a la asamblea nacional del Poder Popular.

 

Lo único que hacen los electores es ratificar o no la decisión de las comisiones de candidatura, y esta ratificación no altera el resultado al final del proceso. Por lo tanto, lo que el gobierno llama “elecciones” es un teatro con el fin de dar a una monarquía absoluta apariencia de república.

 

 

Enviar por E-mail | Versión para Imprimir

Directorio Democrático Cubano
P.O. Box 110235
Hialeah, Florida 33011
Tel. 305-220-2713
info@directorio.org

© Copyright 2008 Directorio Democrático Cubano. Todos los Derechos reservados.